• Seleccionar página

    Hoy os traemos una receta que es un poco laboriosa de hacer, pero que el resultado vale  la pena, además que gusta tanto a grandes como a pequeños, y que es ideal tanto para un aperitivo, como segundo plato de una comida o cena. Hoy os explicaremos la receta de las croquetas caseras de jamón ibérico.

    Receta para 20 croquetas caseras de jamón ibérico

    Ingredientes

    Para el relleno:

    100 g de harina de trigo

    70 g de mantequilla

    20 ml de aceite de oliva.

    150 g de cebolla

    50 ml de brandy

    350 ml de leche entera

    150 ml de caldo hecho con el hueso del jamón ibérico.

    140 g de jamón ibérico magro, y 10 g de la grasa del jamón

    Sal, pimienta y nuez moscada

     

    Para el rebozado:

    250 g de harina de trigo

    250 g de panko

    3 huevos batidos

    aceite de girasol

     

    Elaboración:

    1.Ponemos el aceite de oliva y la mantequilla en una paella, dónde iremos cocinando la cebolla. Dejaremos la cebolla unos 10 minutos al fuego, tiene que quedar confitada pero blanca. Después añadiremos el jamón ibérico troceado. Mientras vamos removiendo verteremos el brandy, y lo dejaremos un rato para que el alcohol se evapore.

    2.A continuación, añadiremos la harina, e iremos mezclándolo todo junto. El siguiente paso será añadir la leche, el caldo, y sal, pimienta y nuez moscada a nuestro gusto. Lo iremos removiendo durante 10 minutos a fuego suave. Para que queden más cremosas la masa deberá hervir como un volcán sin que se pegue al fondo.

    3.Cuando ya esté cocido, verteremos la mezcla en una bandeja donde previamente habremos puesto un poco de aceite de oliva. Lo dejaremos enfriar durante 6 horas en la nevera.

    4. Una vez transcurrido el tiempo, con la ayuda de dos cucharas, iremos dando forma a las croquetas de unos 40 gramos cada una.

    5.Para rebozarlas las pasaremos por harina, después por el huevo batido, y finalmente por el panko. Una vez rebozadas las iremos poniendo en una bandeja o plato y las volveremos a guardar a la nevera dos horas más.

    6.Finalmente, el último paso será freírlas. En una paella con aceite de girasol abundante y bien caliente iremos friendo todas las croquetas hasta que queden bien doradas. Unas buenas croquetas caseras de jamón ibérico deberán quedar crujientes por fuera, y blandas por dentro.

    Recomendaciones:

    Como es una receta un poco laboriosa podemos hacer más cantidad y guardarlas en el congelador. Y cuando las queramos hacer, será tan fácil como sacarlas unas horas antes dejándolas descongelar en la nevera, y solo hará falta freír. Para el caldo, es recomendable hervir los huesos de jamón sin la parte amarilla ya que sino el caldo tendrá un sabor amargo. Pondremos los huesos del jamón con agua hirviendo durante dos horas. Después lo colaremos, y ya tendremos el caldo listo.

    ¿Os animáis a hacer unas croquetas caseras de jamón ibérico?

  • Dónde estamos

    C/ Informática, Pol. Ind. La Drecera
    La Selva del Camp
    43470 Tarragona, España

  • Garantía Deligour

    Deligour garantiza que todos los jamones y paletillas ibéricas son seleccionadas una a una por profesionales y todas ellas han sido elaboradas de forma artesanal, sin aditivos ni conservantes añadidos, con sal marina y curados en secaderos naturales. Su calidad está asegurada.

    Si usted tiene alguna preferencia en el punto de curación, por favor indínquenlo en las observaciones del pedido.

    Comprar jamón ibérico en Deligour es garantía de calidad y seguridad. Deligour no trabaja con piezas Ibéricas de Cebo (brida blanca), procedentes todas ellas de cerdos ibéricos que han sido criados y alimentados de forma intensiva en granjas, sin pisar en ningún momento la dehesa y viviendo de esta forma en continuo estrés y alimentación artificial.

    Deligour asegura y garantiza que todos sus productos ibéricos proceden de cerdos ibéricos que desde su nacimiento, han sido controlados en todas sus etapas de vida para su máxima calidad, viviendo en la libertad de la Dehesa y alimentándose de forma natural.

    Deligour también garantiza y asegura que todas sus piezas son 100% naturales, han sido elaboradas y curadas de forma natural en secaderos tradicionales y sin ningún tipo de aditivo ni conservante añadido. Su salación ha sido con sal 100% marina.

    Solo Deligour puede asegurar que todos sus ibéricos son 100% naturales.