• Seleccionar página

    Acabas de comprar un jamón ibérico y no sabes cómo debes cuidarlo para que se conserve bien? Muchas veces compramos el jamón en ocasiones como la Navidad, donde el jamón suele durar más bien poco. Pero si lo has comprado para tu consumo personal, debes saber que puede que con el tiempo se seque y pierda propiedades si no lo cuidas bien. Por eso hoy te traemos 8 consejos para que seas un experto en cómo conservar el jamón ibérico.

    1.No lo cubras con aceite de oliva

    Uno de los grandes errores a la hora de conservar nuestro jamón ibérico es creer que cualquier grasa nos puede ayudar a conservarlo. En muchas ocasiones habrás oido o visto alguien cubrirlo con aceite de oliva, algo que jamás debes hacer si no quieres que pierda su sabor y se alteren sus propiedades. Si ves que se ha secado un poco, no quieras recuperarlo con aceite, aprovecha esas lonchas para hacer alguna receta!

    2.Envase al vacío

    Muchas veces tenemos nuestra pata de jamón abandonada y tememos que se nos ponga mala porque hemos dejado de consumir, por lo que debemos pensar en alguna opción para conservar el jamón ibérico. En estos casos el jamón loncheado al completo y su posterior envasado al vacío es la mejor opción, ya que nos permite tener el jamón en unas condiciones óptimas para consumirlo cuando nosotros queramos. Así podremos disfrutar de su olor y sabor sin preocuparnos de que se reseque.

    3.Quítale el envoltorio

    Tanto si vas a empezar a consumirlo como si vas a guardarlo para más adelante, quítale el envoltorio que trae cuando acabas de comprar el jamón ibérico. Así permetirás que el jamón respire y evitarás que cree humedades o moho en su piel. También tienes que vigilar cuánto tiempo vas a tardar en consumirlo, ya que si son muchos meses tendrás que vigilar que el exterior no se reseque en exceso. En este caso sí podrías usar aceite de oliva para engrasarlo.

    4.Aléjalo de fuentes de calor

    El jamón ibérico no es amigo del calor, así que aléjalo de hornos, microondas, calefacción… si quieres que se conserve óptimamente. Su temperatura ideal es en un ambiente fresco sobre los 15º, pero jamás dentro de un frigorífico.

    5.No lo peles por completo

    Corta solo la parte de corteza necesaria para lonchear lo que vayas a consumir, si lo pelas por completo puedes hacer que se reseque antes y pierda su grasa natural.

    6.No lo expongas al sol

    No lo expongas jamás a la luz del sol directa, ya que puedes hacer que se quede seco muy rápidamente. Busca un espacio como un patio interior o un cuarto donde haya temperatura ambiente.

    7.Cúbrelo

    Hay muchas opiniones sobre cómo debemos cubrir el jamón ibérico para conservarlo. Nuestro consejo es que cortes unas lonchas bien jugosas y las pongas encima para que se conserve con su propia grasa, evitando usar la corteza ya que puede provocar cambios en su sabor haciendo que se vuelva rancio. También te aconsejamos que le pongas un paño de algodón encima del todo para conservarlo mejor.

    8.A oscuras

    Además de no exponerlo al sol, tienes que tener en cuenta que al jamón ibérico le gusta mucho la oscuridad, por lo que un sitio fresco y oscuro sería ideal. Cubrirlo con el paño de algodón no solo ayudará a que la grasa se mantenga fresca, si no a que esté en condiciones más oscuras y así se conserve mejor.

    Ya sabes, aplica estos consejos y serás un experto en conservar jamón ibérico! 🙂

  • Dónde estamos

    C/ Informática, Pol. Ind. La Drecera
    La Selva del Camp
    43470 Tarragona, España

  • Garantía Deligour

    Deligour garantiza que todos los jamones y paletillas ibéricas son seleccionadas una a una por profesionales y todas ellas han sido elaboradas de forma artesanal, sin aditivos ni conservantes añadidos, con sal marina y curados en secaderos naturales. Su calidad está asegurada.

    Si usted tiene alguna preferencia en el punto de curación, por favor indínquenlo en las observaciones del pedido.

    Comprar jamón ibérico en Deligour es garantía de calidad y seguridad. Deligour no trabaja con piezas Ibéricas de Cebo (brida blanca), procedentes todas ellas de cerdos ibéricos que han sido criados y alimentados de forma intensiva en granjas, sin pisar en ningún momento la dehesa y viviendo de esta forma en continuo estrés y alimentación artificial.

    Deligour asegura y garantiza que todos sus productos ibéricos proceden de cerdos ibéricos que desde su nacimiento, han sido controlados en todas sus etapas de vida para su máxima calidad, viviendo en la libertad de la Dehesa y alimentándose de forma natural.

    Deligour también garantiza y asegura que todas sus piezas son 100% naturales, han sido elaboradas y curadas de forma natural en secaderos tradicionales y sin ningún tipo de aditivo ni conservante añadido. Su salación ha sido con sal 100% marina.

    Solo Deligour puede asegurar que todos sus ibéricos son 100% naturales.